CUIDADO DE TUS PIEZAS DE ZAMAK

El Zamak es una aleación de Zink (Zinc), Aluminium (Aluminio), Magnesium (Magnesio) y Kupfer (Cobre).
El zamak es un material hipoalergénico que tiene una alta resistencia a la oxidación y al envejecimiento, no se ensucia con el pasar del tiempo y mantiene su esplendor, además tiene una gran resistencia mecánica a los golpes y es un material muy duro.
Cuánto más te pongas tu pulsera más brillante estará!

Si no la usas y las tienes guardadas es cuando pueden tomar un tono ennegrecido. Así que, para conservar bien tus piezas de zamak debes guardarlas en un lugar fresco para que no se oxiden. Durante los periodos en que no utilices la pieza, es recomendable guardarla en una bolsita de celofán, para mantenerla lejos de la luz y del aire, que son los dos agentes que la pueden oscurecer.

Para limpiarlas puedes hacerlo con un jabón o detergente suave o una solución de vinagre blanco y agua corriente.  Si tu bisutería de zamak se ha manchado o se le ha adherido suciedad, puedes limpiarla con un cepillo blando y bicarbonato de sodio. Las toallitas para limpiar la plata son ideales para limpiarlas y mantener el brillo de tus piezas!